Las leyes de Murphy en la organización de eventos

Este artículo sobre las leyes de Murphy en la organización de eventos pretende servirte de guía para que no pases por lo mismo que hemos pasado muchos de nosotros, pero claro, con “Murphy” nunca se sabe… o si.

Según la Wikipedia, la Ley de Murphy “es una forma cómica y mayoritariamente ficticia de explicar los infortunios en todo tipo de ámbitos que, a grandes rasgos se basa en el adagio siguiente: Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

Siguiendo esta actitud negativa y pesimista, a la vez que burlona, me he tomado la libertad de presentar una selección de leyes y la adaptación de otras, que podrán servirte siempre que tengas por objetivo organizar un evento.

  • Si un evento puede llegar a salir mal, seguramente saldrá mal

  • Si el evento es al aire libre, es muy probable que acabe lloviendo

  • Si tienes que utilizar audiovisuales, ten previstos un recambio o se estropeará el único que tienes. Nunca se rompe nada de lo que uno tiene recambio.

  • Los seguros lo cubren todo, excepto lo que sucede

  • Toda organización de evento requiere mucho más tiempo del que teníamos planificado

  • Es imposible satisfacer a todos los presentes

  • Nada es tan fácil como parece

  • No importa lo que salga mal, siempre encontrarás quien, después, te diga que sabía como evitarlo.

  • Cuando soluciones cuatro imprevistos de última hora, cinco minutos antes de empezar surgirá un quinto imprevisto

  • Lo tienes todo planificado, todo perfecto, pero se te olvidó tener en cuenta que ese mismo día se juega una final Barça-Madrid, ¡felicidades! te quedarás tu solo con tu evento

  • Cuando finaliza un evento y hay que recoger o limpiar, resulta increíble la velocidad a la que desaparece la gente

  • Basta desear firmemente que algo no ocurra para que acabe ocurriendo

  • Los problemas nacen, crecen, se multiplican y permanecen.

  • Una avería en el aire acondicionado de la sala de tu evento, anuncia una sofocante ola de calor.

  • Duda y acertarás.

  • Si el cliente que te contrata es de los que peor paga, será de los que más se quejen.

  • La velocidad del viento aumentará proporcionalmente a la debilidad de tus infraestructuras

  • Si los cables se pueden conectar de dos o más formas diferentes, la primera que pruebes es la que causa más daños/p>

  • Cuando aparezca un nuevo problema, debes saber que viene acompañado.

  • Ninguna factura de tus proveedores será más barata que el presupuesto.

  • Los que viven más cerca serán los últimos en llegar a tu evento.

  • El trabajo en equipo es esencial, te permitirá echarle la culpa a otro.

Y por último:

Las leyes de Murphy pueden fallar, pero nunca fallan. Sonríe … mañana será peor.

De Francesc Hernández
Socio Fundador de SOLÉ & HERNÁNDEZ