¿Te «persiguen» los anuncios? Tranquilo, se trata de remarketing

Estás en casa y se te estropea tu batidora. Al cabo de un rato comienzas a buscar en Google “batidoras” y te aparecen múltiples resultados, incluso un cuadro lateral que te muestra algunos modelos en venta en diversas tiendas online. Finalmente vas a la web de Amazon (en la que ya eres cliente) y consultas diversos modelos más, pero finalmente decides que el fin de semana irás al supermercado y la comprarás, total tampoco la necesitas con urgencia.

Al día siguiente entras con tu tablet a Internet a consultar tu periódico y, “casualmente” en los banners de anuncios te aparecen las batidoras que estuviste consultando ayer, te “vas” a Facebook y ¡oh casualidad!, las batidoras vuelven aparecer nuevamente, visitas otras web y ahí las tienes, ¿qué está pasando? ¡te persiguen las batidoras hagas lo que hagas!, tranquilo, únicamente están haciendo remarketing contigo.

Desde hace un par de años, las campañas de remarketing han ido en auge. El remarketing consiste en mostrar anuncios determinados a aquellas personas que previamente han visitado un sitio web concreto, han realizado una consulta online (Google, Amazon, etc), han utilizado una aplicación, o han facilitado un email. El remarketing se encarga de volver a contactar con éstos mostrando anuncios relevantes en multitud de espacios online cuando se conecte.

Desde el punto de vista empresarial tiene grandes ventajas, ya que sirve de recordatorio si aún “no te has comprado la dichosa batidora”, también se puede programar el número de días que durará el remarketing (tranquilo, no te mostraran la batidora para siempre), y también se puede controlar la frecuencia en la que se muestra el anuncio. Además, está demostrado que el remarketing hace aumentar las ventas significativamente. No entraré en temas técnicos, únicamente tienes que saber que el remarketing se encarga de guardar tu ID de cookie como visitante, para mostrarte posteriormente sus anuncios.

El remarketing mal utilizado, creo que está teniendo un efecto contraproducente en las marcas y productos que lo utilizan. El principal error es no limitar la frecuencia de los anuncios. Puede resultar muy cansino ver la misma batidora 10 veces un mismo día y durante 6 días consecutivos, es por ello que recomiendo a los anunciantes que paren y reflexionen un minuto al respecto.

Si no deseas que hagan remarketing contigo una solución actual es que navegues en modo “incógnito” en Chrome o “navegación privada” en Firefox, Explorer o Safari, las páginas que visites no dejarán las cookies de tu ordenador. También puedes configurar el navegador para que borre las cookies cada vez que se cierre. También existen programas como Privacy Badger o Disconnet que te informarán si te están siguiendo. Paciencia.

Francesc Hernández García
SOLÉ & HERNÁNDEZ
www.solehernandez.com