¿Cómo se organiza la colocación de una primera piedra?

En este artículo resolveremos las dudas que algunos de nuestros clientes nos han formulado sobre ¿Cómo se organiza la colocación de una primera piedra?

La colocación de una primera piedra es un acto simbólico que indica el inicio formal de una obra de especial relevancia a nivel social o para la empresa o entidad organizadora. A pesar de considerarse el punto de partida de una nueva obra, lo cierto es que previo a la colocación de una primera piedra casi siempre ya se han iniciado algunos trabajos previos por parte de los constructores.

Este tipo de eventos tienen su propio protocolo, que puede variar en función de las costumbres de cada país. En este artículo os ofreceremos alguna ideas para su organización, pero deberán adaptarse a las particularidades de cada evento / cliente.

La primera piedra se deberá colocar en un espacio que no dificulte el proceso de la obra, ya que en principio debería restar ahí para siempre (no siempre es así), normalmente bajo los cimientos del edificio. Se recomienda su señalización por si en un futuro quisiera ser extraída y analizada.

Antes del evento:

Se debe visitar el lugar de la obra, es necesario saber si hay que tener previsto un toldo por si llueve, ya que este tipo de actos suele hacerse al aire libre. También es frecuente que el pavimento sea de tierra, por lo que conviene tener presente la posibilidad de regar el espacio para evitar el polvo. Por último, y en función del número de asistentes, será recomendable instalar un sistema de megafonía.

A la empresa constructora se le deberá solicitar la primera piedra, suele tratarse de un cubo de cemento con un orificio central en el que se colocará un cilindro metálico. También se les solicitará el cilindro metálico y su tapa, un sistema de polea y trípode para bajar la piedra, los servicios de un albañil con mortero, y dos o tres palas para echar la tierra.

Se deberá habilitar una mesa forrada, en la que colocaremos una bandejita con todas las monedas de curso legal (no papel moneda), el cilindro destapado y las portadas de todos los periódicos que se vendan en el lugar en el que tenga el evento (o los más significativos), sin olvidar los periódicos locales y el de la empresa o institución si los tuviere. También deberá estar el documento o acta en el que se explica la obra a construir redactado, la fecha, el lugar y si es posible las autoridades participantes en dicha ceremonia.

Desarrollo del evento:

Llegan los invitados, los medios de comunicación y las autoridades al evento. Se les da la bienvenida a todos. Los periodistas son atendidos por los medios de comunicación que les hacen entrega del dossier de prensa corporativo y la nota de prensa del evento. En la nota de prensa se ofrecen en detalle los datos del futuro edificio. Recomiendo que las posibles entrevistas tengan lugar una vez finalice el evento, en el momento que se invite a los presentes a un aperitivo.

Se hace tiempo hasta la llegada de todas las autoridades y el inicio del evento. Para este tiempo de espera, recomiendo la colocación de algunos expositores o plafones con información relativa al nuevo edificio y si es posible, la colocación de la maqueta del futuro edificio.

Se procede a los parlamentos de las autoridades (también pueden tener lugar después de la colocación de la piedra), se firma el protocolo (documento), se introduce en el cilindro con todos los documentos y monedas. Durante los parlamentos se recomienda que algún técnico responsable realice una explicación breve de las principales características del nuevo edificio o instalación a construir. También se deberá contar con los discursos del anfitrión (normalmente el director general o presidente de la compañía o institución organizadora), así como de las autoridades invitadas.

Se procede a la colocación del cilindro de todos los documentos y monedas (previamente cerrado), por parte de alguna de las autoridades presentes. La primera Autoridad deberá cerrar la piedra con la paleta y el cemento.

Se hace bajar la piedra ayudada por la polea y se echan varias paletadas de tierra (simbólicas, puesto que será el operario/s los que se encargarán de taparla completamente). En ocasiones las principales autoridades pueden participar en esta acción. Es un momento simbólico que suele recordarse en los periódicos del día siguiente.

Se invita a los presentes a un aperitivo o refrigerio y una vez finalizado se despide a los asistentes.

————-

Si necesitas organizar la colocación de una primera piedra o cualquier otro tipo de evento empresarial, ponemos a tu disposición nuestros servicios como organizadores de eventos corporativos.

Un saludo,

De Francesc Hernández
Socio Fundador de SOLE & HERNANDEZ Consultors de Comunicació