¿Cómo darse a conocer con pocos recursos? – capítulo 2/3

Bienvenidos al segundo artículo sobre ¿Cómo darse a conocer con pocos recursos? – capítulo 2/3 . En el anterior artículos hablamos de aspectos como el marketing de contenidos, la creación de ebooks, manuales técnicos, informes, participar en conferencias y debates o crear un newsletter, entre otros, con la finalidad de darnos a conocer. En este artículo me centraré únicamente en 3 aspectos relevantes, como son el fomento del networking personal, la utilización de los grupos de LinkedIn para ampliar tu red de contactos y la creación del vídeo marketing.

<< Si aún no lo has hecho, te recomiendo que leas los 4 consejos anteriores

5. Fomenta el networking personal

Mucho se ha escrito sobre el networking personal, en este apartado únicamente realizaré un listado sobre algunos de los aspectos más relevantes referidos al networking personal. Al final de este apartado nombraré algunos libros en los que podrás obtener más información sobre la materia.

Muchos creeréis que hacer networking personal consiste en repartir tarjetas de visita como un poseso, o convertirte en un pelmazo que solo habla sobre tu especialidad. Nada más lejos de la realidad. Aquí tienes algunos consejos:

· Incorpora personas de tu interés profesional en tu vida: si te relacionas únicamente con tus amigos de siempre será difícil que puedas hacer crecer tu base de datos de contactos profesionales. Amplia tu radio de acción, incorpora personas que sean de tu agrado pero que puedan mejorar tus contactos profesionales, personas que en definitiva, podrán ayudarte en tus metas profesionales. No intentes verderles nada, simplemente conoce más gente y pregúntate en que puedes ayudarles tu a ellos. Cuanto mayor sea tu red de contactos profesionales mayores oportunidades de negocios tendrás en el futuro.

· Ten preparada una presentación sobre ti mismo: piensa en como deber ser tu “entrada” cuando te presentes o te presenten a alguien. Cuanto más breve mejor. Los manuales recomiendan de que debes decir tu nombre y tu especialidad, aunque yo recomiendo que cambies tu especialidad por un beneficio específico adaptado a las posibles necesidades de tu interlocutor. Por ejemplo, en vez de “… encantado, soy Francesc Hernández y me dedico a la comunicación corporativa”, mejor “… encantado soy Francesc Hdez, y me dedico a convertir en noticia empresas y servicios como … [los que usted ofrece]…”… ya véis por donde voy. No hay que insistir más, si nuestro interlocutor quiere, seguirá el hilo de la conversación – y veréis que muchas veces es así -. Como dice Woddie Allen “el 80% del éxito reside solo en presentarse”.

· ¿Cómo es tu agenda social?: si te pasas el día en el despacho o en casa difícilmente podrás hacer crecer tu networking. Si quieres darte a conocer tu o tus servicios, deberías tener una agenda repleta de acontecimientos a los que acudir. Naturalmente acontecimientos en los que puedan asistir tus públicos de interés. Consulta el listado de próximas conferencias, consulta las actividades de tu cámara de comercio, colegio profesional o asociaciones afines, asiste a actividades feriales, congresos y convenciones, presentaciones, etc. Debes permanecer visible y relacionarte con tu red, no hay excusas. Ahora repasa tu agenda y dime, ¿Cuantos eventos tienes programados en el próximo mes?.

· Tus pasiones son fundamentales: no solo en tus redes profesionales debes hacer crecer tu red de contactos, también deberías hacerlo alrededor de aquellas cosas o actividades que te apasionan. Cuando haces algo que te apasiona tu actitud es positiva y distendida. Date a conocer de manera informal en estos ámbitos, conoce gente nueva, ya que pueden representar una buena oportunidad de negocio en un futuro. En mi caso he conseguido clientes en el gimnasio, colaborando en asociaciones benéficas o impartiendo clases. Otros lo conseguirán en su peluquería, club de tenis u otras actividades o aficiones.

· Haz seguimiento de tus contactos profesionales: cuando conozcas a alguien, compartas las tarjetas de visita, o hayas tenido realizado contactos comerciales en el marco de una feria u otro evento, SIEMPRE deberás realizare un seguimiento de tus contactos realizados. El seguimiento puede ser telefónico o por email, dependiendo del grado de contacto que hayas establecido anteriormente. Agradece el hecho de haberos conocido, haz referencia a algo compartido durante la conversación y si es necesario ofrece la posibilidad de seguir en contacto en un futuro. Si es conveniente adjunta en el email información o documentos de tu compañía o incluye un vínculo hacia la misma, y sobretodo, no tardes demasiado tiempo en contactar, si dejas pasar muchos días es probable que te olvides o que tu interlocutor no recuerde el encuentro.

· No descanses en los descansos, son tu oportunidad: cuando asistas a conferencias, reuniones, mesas redondas, talleres, etc en los que te relaciones con tu público de interés, tu mayor oportunidad de hacer networking estará en los descansos. En un descanso o break de una conferencia u otra actividad es cuando te resultará más fácil darte a conocer entre tus públicos “diana”. No lo olvides “no descanses en los descansos” y preséntate tu si nadie lo hace, debes ser proactivo.

· ¿Conoces a tus conectores?: Tus conectores son personas super relacionadas y cuyos contactos (de segundo y tercer nivel), en gran medida, pueden ser interesantes para tus progresos profesionales. Cada profesión tiene sus propios conectores y deberás crear tu propia base de datos para establecer una estrategia de contacto con éstos. También hay super conectores que debido a su actividad profesional suelen ser interesantes para la mayoría de actividades, por ejemplo: periodistas, políticos, presidentes de asociaciones, gerentes de gremios o responsables de colegios profesionales, headhunters, relaciones públicas, profesores universitarios, etc. Busca tus super conectores y estudia que os une, de manera que tengas una justificación para contactar con ellos. Una gran herramienta para localizar super conectores es la red profesional LinkedIn. Te recomiendo que busques tus super conectores en esta red social y consigas vincularte a todos los que consideres de tu interés, cuantos más super conectores, más fácil te resultará llegar a sus contactos de segundo y tercer nivel.

· La primera impresión importa, y mucho: la primera impresión es fundamental, y como dice el dicho “solo tienes una oportunidad para crear una buena primera impresión”. La persona que conozcas se hará una idea de tu empresa, de tus servicios y de tu profesionalidad, en gran medida, basándose en su primera impresión. Y, ¿sabes cuanto se tarda en crearse una primera impresión?… pues, la mayor parte de las veces se crea entre los 7 y los 30 primeros segundos, a partir de aquí será difícil cambiar dicha primera impresión. Dicho esto y sin entrar en detalles – que puedes ampliar en múltiples manuales y libros -, recuerda que debes cuidar al máximo tu primera impresión y también debes recordar que la impresión no solo es un traje o un vestido bonito. Diferentes estudios dicen que el 38% de la impresión la genera nuestro sonido (entonación, ritmo, …) el 7% sobre lo que se dice (el significado de las palabras) el resto es todo comunicación no verbal, así que, cuida hasta el más mínimo detalle y no defraudes.

Estos son solo algunos consejos para mejorar tu networking personal, si la temática te interesa, te recomiendo que leas alguno de los siguientes libros:

· Nunca comas solo, Keith Ferrazzi y Tahl Raz. Amat Editorial.
· El arte de negociar y persuadir, Allan Pease. Amat Editorial.
· Te van a oir, Andres Pérez Ortega. Alienta Editorial.
· Networking: Fortalecer los contactos profesionales para obtener el máximo rendimiento, Jordi Robert Ribes. Profit Editorial.
· 50 claves para hacer de usted una marca, Tom Peters. Habilidades directivas.
· Y tú, ¿qué marca eres?: 14 claves para gestionar tu reputación personal, Neus Arqués. Alienta Editorial.
· El arte de cautivar, Guy Kawasaki. Booket.

6. Utiliza los grupos de LinkedIn para ampliar tu red de contactos

LinkedIn es una gran red social profesional que va mucho más allá de la simple búsqueda de trabajo. En el artículo “LinkedIn para Directivos”, os explicamos como dicha red social puede ayudaros a generar Networking, y como la participación en los grupos de interés puede ser muy beneficioso para los mandos directivos. En este apartado únicamente te mostraré la importancia de utilizar los grupos con la finalidad de generar mejores contactos y darte a conocer, no es necesario de disponer de grandes recursos, únicamente deberás invertir parte de tu tiempo.

En primer lugar, debes saber que los grupos de LinkedIn los conforman un conjunto de usuarios y profesionales que comparten un interés común. Hay miles de grupos de todas las tipologías profesionales imaginables, desde médicos, abogados, arquitectos, búsqueda de empleo y así hasta la infinidad. Prácticamente todas las profesiones están representadas por diversos grupos y subgrupos, algunos genéricos y otros por especialidades o por zonas geográficas.

Antes de poder participar en los grupos de LinkedIn, deberás hacer una selección preliminar de los grupos que son de tu interés. Este hecho no es menor, ya que LinkedIn limita a 50 el número de grupos o subgrupos a los cuales puedes seguir.

Seguir los grupos y no participar en ellos es como estar apuntado en un gimnasio y no ir nunca, simplemente estaremos perdiendo el tiempo y, en el caso del gimnasio también el dinero. Estar en grupos implica participar, compartir, opiniar, recomendar, en definitiva, relacionarse con tu target de interés. Por lo tanto, te recomiendo que siguas a unos pocos, muy bien seleccionados, pero sobretodo participa en los mismos.

Cuando busques tus grupos de interés no solo deberás tener en cuenta la especialidad o temática, también deberás analizar diversos aspectos de cada uno de ellos como el lugar de procedencia geográfico de la mayoría de sus integrantes, el volumen de actividad/inactividad, calidad de sus contenidos, etc. También puedes escoger tus grupos si tienes la intención de posicionarte como experto en tu temática, o bien aquellos en los que consideres que pueden estar tus clientes potenciales. Como puedes ver, deberás estudiar que criterio quieres seguir a la hora de apuntarte en grupos. Conviene que sepas hay grupos en los que tu entrada será directa, pero en otros sus administradores revisaran previamente tu solicitud antes de darte entrada a sus grupos.

Veamos alguna de las cosas que puedes hacer en los grupos:

· Comparte tus temas de interés. Todo aquello que sea de tu interés puedes compartirlo con los miembros de tus grupos. Puedes compartir los escritos de tu blog corporativo, artículos de terceros pero de interés de todos los miembros, un ebooks o documento que hayas redactado, vídeos, imágenes, gráficas, crear debates, ofrecer o buscar empleo, etc, etc. Solo recuerda una cosa, lo que compartas debe ser del interés de la mayoría de los miembros de grupo.

· Lee, conversa y participa. Del mismo modo que otros miembros te siguen a ti y comentaran tus temas, tu también deberías hacer lo mismo con ellos. No es una pérdida de tiempo, es una inversión a medio/largo plazo. Además, será una gran fuente de información sobre tu sector, estarás al día de últimas tendencias y probablemente podrás captar interesantes ideas para tu negocio / empresa.

· Comparte tus promociones. Ten cuidado si quieres ofrecer información comercial, ya que no siempre es bien recibida. Yo siempre recomiendo “entrar” a tus clientes potenciales ofreciendo información relevante para ellos, en la que de manera indirecta puedas ofrecer tus servicios/productos. A modo de ejemplo: artículos como el que lees se comparten en determinados grupos de LinkedIn. Éstos nos generan un considerable volumen de entrada al blog corporativo y con ello potenciamos nuestra imagen de marca además de conseguir algunas solicitudes de presupuesto de nuestros servicios.

· También puedes crear tu propio grupo. Ante todo paciencia. Crear un grupo para tu nicho puede resultar muy interesante – especialmente si eres el primero o de los primeros-, pero también hay que tener en cuenta que resulta desesperante hacerlo crecer en la primera fase. Nadie quiere seguir un grupo en el que solo hay 10 o 20 personas. Cuanto más hagas crecer tu grupo, existirá mayor participación y contenidos de interés y más fácil será que siga creciendo. Lo importante no es la cantidad de personas que sigan el grupo, sino la “calidad” profesional de las mismas y su grado de interacción en el mismo.

7. Promociona tu negocio mediante vídeo marketing

El vídeo marketing se ha convertido en una buena herramienta para dar a conocer tu empresa o negocio, sin necesidad de invertir demasiado dinero. Las plataformas YouTube y Vimeo resultan muy interesantes para las empresas o profesionales con pocos recursos, que quieran darse a conocer para atraer a clientes potenciales. También debes tener en cuenta que Youtube es la tercera red social más visitada del mundo y la primera en tema vídeos. Además, los vídeos tienen un excelente posicionamiento SEO en las búsquedas de Google y son lo más visto y compartido en las diferentes redes sociales.

El uso del vídeo te permitirá diferenciarte de tus competidores, y también incrementará las visitas a tu web, generando credibilidad y confianza entre tus clientes potenciales o actuales.

Un vídeo bien “pensado” y editado permite llegar de una más eficiente a tus clientes. Las imágenes se retienen mejor en la mente del usuario y conseguirás captar mejor su atención para tus fines comerciales. Si no dispones de muchos recursos, con el vídeo marketing podrás conseguir un alto impacto a muy bajo coste.

Existen diferentes tipos de vídeos que puedes editar para tu empresa o negocio, por ejemplo: vídeos de bienvenida o presentación de tu empresa, presentación de tus productos o servicios, tutoriales o manuales de uso, vídeos publicitarios, vídeos resumen de eventos o actividades en las que hayáis participado u organizado, etc.

Respecto a la duración del vídeo, hay diferentes estudios que dicen que un vídeo no debe sobrepasar los 3 minutos, a pesar de que podemos disponer de mayor tiempo, la atención disminuye en vídeos muy largos e incluso puede ser contraproducente.

Por lo que hace referencia a la calidad del vídeo todos somos muy conscientes de que uno creado con pocos o ningún recurso, no puede tener la misma calidad de cualquier otro vídeo profesional o con fines publicitarios. En este tipo de vídeos lo importante es el mensaje y no lo es tanto la calidad global del mismo. Con ello no estoy diciendo que todo valga, ya que no es así, simplemente quiero hacer constancia de que en este tipo de vídeos el mensaje está por encima de la estética.

No todos los negocios deben utilizar el vídeo marketing. Antes de ponerte manos a la obra deberás preguntarte si realmente puede ser válido para tu negocio, y en que medida. Deberás plantearte cuales son los objetivos que pretendes conseguir con los vídeos, y que estrategia seguiras para conseguirlos. Algunos los utilizaréis para atraer nuevos clientes, otros para fidelizar los actuales, como soporte o servicio post-venta, o tal tengan por finalidad proporcionar consejos o manuales de uso, educar, divertir, entretener, informar o simplemente crear visibilidad de marca. Una vez tengas claro los objetivos y hayas seleccionado el formato a seguir, ya podrás empezar a ponerte manos a la obra.

La difusión del vídeo

Una vez creados tus vídeos deberás darlos a conocer, por si solo difícilmente conseguirán demasiadas visualizaciones. Existen muchas opciones para promocionarlos, por ejemplo:

· Cuelga tus vídeos en tu páginas web y/o en el blog de tu empresa y “embed (inserta)” en tu post de manera que pueda ser visualizado directamente en tu web.
· Puedes crear un emiling con una imagen fija de tu vídeo y distribuyelo entre tus bases de datos de email, pero recuerda que actualmente los vídeos no pueden visualizarese directamente en los emails, con lo que deberás vincularlos a tu cuenta en Youtube o Vimeo.
· Utiliza todas las redes sociales para promocionar tus vídeos. En la red social Facebook te permite insertarlos directamente pegando la ruta, y también podras compartirlos mediante vínculos en twitter, pinterest, Google + y LinkedIn.
· Puedes crear una campaña publicitaria (de pago) en YouTube o bien desde la plataforma Google Adwords para Vídeo.
· Puedes adjuntar un vínculo hacia tu vídeo y adjuntarlo en tus comunicados de prensa para contactar con periodistas. También puedes enviarlo a los bloggers que consideres puedan estar interesados.
· No olvides promocionar tu canal de vídeos en tus catálogos de empresa o tu material publicitario.
· Si eres usuario de códigos QR recuerda que puedes vincular tus vídeos mediante dichos códigos.

Por último quería comentaros que también existe la posibilidad de realizar pequeños vídeos de 30” procedentes de imágenes y/o vídeos mediante la plataforma Animoto. Tienes una versión free para vídeos breves y otras con mayores prestaciones.

Espero que estos consejos sean de tu utilidad, te seguiremos informando en el próximo y último capítulo sobre cómo darse a conocer con pocos recursos.

Si quiere más consejos, no dejes de leer el capítulo 3 sobre como darse a conocer con pocos recursos 3/3

Un saludo,

De Francesc Hernández
Socio Fundador de SOLE & HERNANDEZ Consultors de Comunicació