Boletines electrónicos corporativos VS redes sociales

Mark Zuckerber (Facebook) predijo hace tiempo la muerte del correo electrónico en beneficio de la comunicación a través de las redes sociales, pero la realidad – al menos hasta el momento – no le ha dado la razón.

A pesar del crecimiento continuo del uso de las redes sociales, la comunicación por email (y ello también incluye el envío de boletines electrónicos) continua siendo más frecuente que la comunicación a través de las redes sociales. Un reciente estudio realizado entre 20.000 personas de 24 países determinó que el 85% de las personas entrevistadas utiliza Internet para mirar el correo electrónico, mientras que el 62% lo utiliza para mirar las redes sociales a las cuales está suscrito.

La realidad nos muestra la necesidad de la convivencia interesada de ambas maneras de comunicarnos. Resulta evidente que los boletines electrónicos, no sólo deben difundirse por email como hasta ahora aún hace la mayor parte de empresas, también deben utilizarse las redes sociales como un canal comunicativo más, para promocionarlo y difundirlo.

Para SOLE & HERNANDEZ, la vinculación entre boletines electrónicos y redes sociales debe ser máxima, y recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

• Cada boletín electrónico empresarial (también conocido como Newsletter o enews) debería compartirse con los seguidores de las redes sociales en las que esté dado de alta la compañía

• Todo boletín electrónico que cada suscriptor reciba en su email, debería poderlo compartir de manera voluntaria, a través de sus propias las redes sociales más populares (Pe. Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+), es decir, un suscriptor que reciba una email con un newsletter corporativo, podría compartirlo en su muro de facebook o mediante su propia cuenta en Twitter.

• También sería interesante poder compartir, de manera individual, cada noticia del propio Newsletter (sin tenerlo que compartir en su totalidad como indicamos en el punto anterior).

• En la página corporativa de Facebook, debería existir una pestaña que indique “Newsletter”, y en dicho apartado debería poderse visualizar los diferentes números publicados, así como un vínculo en el que poderse dar de alta para recibirlo, si se desea, vía email

• Si la empresa está dada de alta en LinkedIn, los grupos a los cuales suele estar suscrita suelen tener una gran vinculación con su actividad empresarial. Los miembros de dichos grupos suelen ser muy receptivos ante noticias sectoriales provenientes de newsletters corporativos de su interés, por lo que conviene tener muy en cuenta esta red social a la hora de distribuir los boletines electrónicos.

De Francesc Hernández
Socio Fundador de SOLÉ & HERNÁNDEZ